El Optimismo

A quién puede ver el optimismo como ver la vida de color de rosa, o vivir en un mundo de fantasía, luz y color. Yo, personalmente, veo el optimismo como un modo de ver la vida y de valorar las situaciones desde un prisma más rico. Por supuesto, lo que no hay duda, es que el dolor es el dolor y ahí lo único que podemos hacer es pasarlo lo antes y lo más enteramente posible. Lo que quiero decir es que si ocurre algo, es porque tal vez tenía que ser así, y siempre hay que procurar verle la utilidad (que no el lado bueno de las cosas por que sí) a tal o cual acontecimiento. Cualquier ejemplo puede resultar ridículo para alguien, pero seguro que en algún punto habéis pensado “mira!, qué bien que se haya suspendido la cena, porque estoy cansad@ y hace frío” o “menos mal que no me he comprado tal o cual cosa, porque me han regalado algo más bonito”.

Y aquí es donde os presento al amigo Mark Stevenson. Lo conocí hace dos semanas y me encanta!. Es el hombre de mi vida :). Y dónde le conocí, os podéis preguntar. Pues me lo presento Elsa Punset, en Redes ^_^. www.markstevenson.com

Es muy interesante lo que cuenta ya que habla de 8 principios de actuación para llegar a un destino optimista.

El primero de ellos es que el optimismo es un posicionamiento moral. Está claro que una persona es optimista de los pies a la cabeza, pasando por el bazo. Un sentimiento, un saber hacer que destila en cada cosa que hacemos. La vida es una elección….¿qué vamos a tomar?!

El segundo de los principios es el de que todas las personas que hacen cosas buenas están comprometidas con un proyecto superior, un proyecto que va más allá de sí mismas. No es su propio bien el que buscan, si no que se trata de poder ayudar a más gente y van por delante ellos (no nuestra avaricia).

En el número tres……”Tenemos que pensar como los ingenieros, no como los políticos”. Esta es fácil: los ingenieros ¿qué hacen? Construyen!. ¿Y los políticos?… Prefiero no decir. No son cosas bonitas lo que diría de los políticos nacionales. 

Independientemente de la clase política, lo nuestro es pensar de manera objetiva, basándonos en hechos reales. Los pies en la tierra.

El siguiente principio (nº 4) está que las ideas practiquen sexo. Sí, así es .Que estas no se queden dentro, sino que hay que compartirlas.  Las ideas deben compartirse, no protegerse (para el sexo sí tenemos que protegernos).

El quinto punto es errar, equivocarse, meter la pata, … como tu quieras llamarlo, pero hay que hacerlo. No pasa nada si te equivocas, lo irresponsable es no intentarlo. Mark cita a Keith Richards (guitarrista de los Rolling Stones, como ejemplo de errar y errar hasta llegar el punto que queremos de genialidad “Empiezo a tocar hasta que cometo el error adecuado“.Un maravilloso error

Acercándonos al final,tenemos el sexto: las cosas no se intentan, se hacen.

El séptimo ítem en la lista: es ponerse en marcha. El movimiento se demuestra andando. Si tenemos un proyecto tendremos que ponernos manos a la obra. No a la procrastinación, o el arte de dejar para más tarde las tareas.

Y en último lugar: si te vas a meter en un verdadero berenjenal, y el asunto es muy grande… piensa en el proyecto como un juego compuesto por diferentes niveles, como un videojuego en el cual tienes que pasar por diferentes pantallas. Al principio perderás casi todos (9 de 10 por ejemplo) pero en algún punto podrás llegar al monstruo final!! Lo importante es el proyecto,no los niveles.

¿Qué os parece? Nos hacemos optimistas?!!

Besos y Muchas Gracias por Pasar! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s