No juzgues sin saber.

A raíz de un curso que he hecho este fin de semana acerca de apoyar a niñas y niños en situación de exclusión social y la formadora comentaba que muchas veces las reacciones que tienen los demás…tal vez no las entendamos y las prejuzguemos. No sólo se puede aplicar al contexto del curso (por ejemplo porque un niño tiene un determinado comportamiento y aquella otra niña no quiere hacer otras cosas).

En general, solemos juzgar y prejuzgar, sin pararnos a pensar en cuando hemos estado así nosotros. A veces no hemos saludado a nadie porque vamos preocupados por la calle…y “no vemos nada”. Por una simple regla de tres…a los demás les puede ocurrir lo mismo. Luego, están l@s descorteses y antipátic@s, pero son otro cantar y no conviene invertir nuestra valiosa energía en ciertas tareas.

Recordar, antes de prejuzgar…pensar!!

Besets y Gracias!! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s