¿Quién sabe dónde se marcha el tiempo?

Who knows where time goes…. Eso canta la gran Nina Simone delicada y melancólica.

¿Dónde va el tiempo cuando lo hemos gastado? En mi día a día muchas veces me pasa. Me levanto sobre las 6.30 y en abrir y cerrar de ojos, ya estoy camino de la cama, tras pasar por dos trabajos, una gata y una perra, cocinar, recoger mi casa, ducharme, descansar diez minutos, ver un capítulo de una serie o escribir un post. Entre otras cosas.

Es curioso porque a veces me da la sensación de que me ocupo demás para tener la sensación de ser productiva, aunque la mitad de las veces no hago toooooodo lo que tengo en mi súper very nice to-do list. Pero claro, cuando me planteo hacer miles de millones de cosas, lo siento como una obligación (muy a gusto no voy, la verdad). Sin embargo, luego están esos días que escuchas a tu cuerpo y te dejas llevar por el ritmo con el que te hayas levantado ese día. Y esos días….son fantásticos! (En realidad, todos los días son fantásticas, sólo por el hecho de ser días y tú estar ahí, encima de la ola. Algunas veces te caes más veces de la tabla de surf y otras eres la reina del mundo).

Me gustan mucho los posts con tips para llevar una vida mucho mejor, como organizar tu tiempo, tu escritorio, tu armario, tu cocina,… En estos últimos dos años me he dado cuenta que siempre intentaba hacer más cosas de las que podía y acababa con un remordimiento enorme y con mal cuerpo, con una capa de inutilidad rotunda. Hay que escuchar el cuerpo y si el tuyo te está diciendo que te relajes y tú sigues ahí, dándole candela, pues al final tu cuerpo se cansa y te obliga a descansar quieras tú o no, mandándote una hernia y una protusión lumbares. Por poner un caso.

Con esto quiero decir que:

  • todo en esta vida se puede hacer. Con método.
  • que el tiempo no es únicamente tiempo. Es energía. Por eso a la hora de planear tu agenda, ten en cuenta qué, cuándo, cómo, dónde y con quién vas a invertir o distribuir tu tiempo.
  • igual que no es el más limpio el que más limpia, si no el que menos ensucia. Pues con el trabajo o el hacer tareas igual: no es más trabajador quién más trabaja si no quién, efectivamente, trabaja y se quita faena de encima.
  • que las redes sociales virtuales, son eso, virtuales. La redes sociales reales, están a tu alrededor, cuando sales a comprar, a tomar algo, cuando te quedas en casa o vas a comer a casa de tus padres. Las virtuales están en la mátrix y las reales te dan abrazos, compartes risas verdaderas, tienen consejos que darte, te ayudan con una caricia, o te reciben dando brincos y lametones y ronroneos.
  • que el cuerpo necesita descansar y la mente también. La vida, con un poco de suerte, nos durará un poco más de lo que parece, vamos a darle razones y mimos para que así sea.

Procura no hacer grandes listas, procura dejarte tiempo para descansar, procura leer un libro al mes, procura aburrirte alguna tarde de domingo, procura ordenar ese armario que lo clama a gritos, procura sentarse a ver una puesta de sol, procura ser feliz y procura disfrutar de la melancolía.

vía Pinterest

vía Pinterest

P.D. Este post estaba en el taller para antes de Marzo pero visto lo visto, aquí podréis descargaros el calendario mensual de Marzo y here el monthly calendar of March.

 

Muchas Gracias y see you soon.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s